Entrevista

Entrevista | Macarena Hernández y Mauricio Marcin (Aeromoto)


Por Itzel Alonso / @aikossss | Febrero, 2015

Aeromoto es una biblioteca especializada que brinda servicios de consulta y préstamo de numerosas publicaciones sobre arte contemporáneo. Se trata de un proyecto de Maru Calva, Jerónimo Rüedi, Macarena Hernández y Mauricio Marcin, que busca incentivar el acercamiento del arte a nuevos públicos a través de los libros. Platicamos con Macarena y Mauricio sobre esta iniciativa.

01—¿Cómo surge la idea de crear Aeromoto?

Macarena: La idea se dio partir de que observamos nuestros libros en casa, y con ello, surgió la intención de compartirlos para ser consultados por el público.

Mauricio: De esta manera, los cuatro miembros del equipo donamos nuestros libros. Ahora esas bibliotecas privadas son de acceso público.

02—¿Qué caracteriza a esta biblioteca?

Mauricio: Diría que lo que caracteriza a Aeromoto es su acceso público y el acervo parte de una iniciativa personal, no es una iniciativa del gobierno. Asimismo, la mayoría de los libros tratan de arte y cultura contemporánea, hay un porcentaje de material de tira corta e independiente, hechas por iniciativas activas en la ciudad de México y en la República Mexicana. Lo que tratamos de hacer es insertar al acervo publicaciones de otras regiones con estas características, con el objetivo de que la gente conozca lo que está pasando en otros lugares.

Macarena: La selección de libros es nuestra y ésta es un reflejo inevitable de nuestros gustos y nuestra vida cotidiana, lo que incluye nuestra línea de trabajo, investigaciones y procesos creativos.

03—¿Por qué apostar por los libros en un mundo digitalizado?

Mauricio: Si leer nos sirve para ser más reales, entonces, ¿de qué demonios sirve? En este sentido, es brevísimo el tiempo en el que hemos coexistido con las tecnologías electrónicas, pensamos que las formas de obtener información son exclusivamente digitales. Sin embargo, hay un chingo de soportes en donde leemos, percibimos, entendemos, sentimos, conocemos… los libros, son uno. Es decir, no es que pensemos que sólo los libros tienen sentido, y que lo nuevo no está bien, pero los libros continúan siendo una forma de conocimiento distinto del mundo.

Macarena: Sí, yo creo que son distintas experiencias y es algo que no ha caducado.

04—¿De qué manera este proyecto interactúa con el espacio público de la colonia?

Macarena: Aeromoto es un espacio público y abierto, los vecinos son los más beneficiados por la cercanía, aunque depende de ellos si quieren venir a visitarnos o no. Por ejemplo, hemos recibido muchas donaciones de vecinos que han hecho una selección de libros que tienen en casa, y eso es una manera de intercambiar contenidos y relacionarnos con la comunidad.

Mauricio: Un vecino vino y nos prestó un cuadro, que ya quito Macarena (risas). El primer evento público que hizo Aeromoto, fue pensado para los vecinos, en esa ocasión regalamos agua de Jamaica, y unos días antes, estuvimos volanteando para que supieran que en la colonia hay una biblioteca pública y que pueden venir a consultar los libros de manera gratuita. Y más adelante, quizá,  algunos de los eventos estén directamente planificados para convivir con la comunidad inmediata. Pero claro, también nos interesan otras personas que no viven cerca.

05—¿Cuáles serán los siguientes pasos de Aeromoto? ¿Planean expandirse o incluir actividades en su espacio?

Macarena: Sí, las actividades de Aeromoto están relacionadas con publicaciones y con los contenidos de los libros, hay una programación anual. Por otro lado, existe ya la idea de tener libros en residencia temporal. Por ejemplo, ahora parte del acervo de la Fanzinoteca del Museo del Chopo en préstamo y por un par de meses.

Mauricio: Hay una planeación sobre diversas formas de hacer llegar nuevos libros a Aeromoto y que estén circulando. Esto, a partir de los libros en residencia y los libros que vamos gestionando con instituciones, con otras bibliotecas, o incluso con individuos como nosotros. En ocasiones, tenemos ofrecimientos de préstamo, como una selección sobre escultura o sobre teatro, y estos libros, proporcionan diferentes contenidos a los usuarios de la biblioteca. También realizaremos muchas actividades que apenas estamos planeando, pero queremos realizar reuniones entorno a libros y literatura experimental, poesía visual y experimentación partir de signos, esto puede comenzar desde talleres con fotocopias, ediciones y presentaciones de libros.

La consulta de los libros en Aeromoto es gratuita y para su préstamo se paga una membresía anual. El préstamo incluye de 1 a 6 libros hasta por 15 días y se pueden renovar constantemente. La biblioteca también cuenta con contenido infantil.

Puedes visitar Aeromoto en Venecia 23, entre Liverpool y Marsella en la colonia Juárez. Este espacio está abierto de martes a viernes de 12 a 8 pm y sábados de 11am a 4 pm.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Itzel Alonso.