Otras disciplinas

ENFOQUE GAS// Patricia Woltmann


 

Stop. Go. Stop. Go.” Con estas palabras, la bailarina y coreógrafa alemana Patricia Woltmann dirigió sus propios movimientos durante “Drive No. 1,” un extracto de otra pieza suya, y que presentó para cerrar su participación en el programa SOMA Summer dado por la organización artística del mismo nombre.

Trabajando en conjunto con la bailarina argentina Tania Solomonoff, Wolmann bailaba con sus ojos cerrados mientras Solomonoff la observaba, sentada en una esquina del suelo. Wolmann gritaba instrucciones a ella misma, diciéndose cuándo moverse y cuándo pararse hasta que ya no podía controlarse. “Es como un diálogo que ocurre dentro tuyo en el que participan todas las voces que escuchas desde afuera diciéndote qué hacer,” nos comentó.

Woltmann pasó seis semanas viviendo y trabajando en el DF junto con otros artistas y estudiantes del curso de SOMA. Antes de regresar a Berlin, donde vive actualmente,   Wolmann nos habló de sus experiencias aquí en México.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

“Mientras estás en un espacio, absorbes todas las experiencias- las visuales, las sensoriales. Exploro el espacio con mis ojos cerrados durante la pieza y pienso en todas las memorias que tengo de las últimas semanas aquí en el DF… La pieza tiene que ver con la asimilación de dichas experiencias y la exploración del espacio resultante dentro y fuera de mi propio cuerpo.”

“La ciudad me ha inspirado mucho. El movimiento de la ciudad me inspira. Cuando llegué, me subí al metro y tuve que adaptarme a otro ritmo de caminar y a otra dinámica espacial en la que siempre estás rodeada de gente… Me inspiran mucho los sonidos que escucho- todos los sonidos del tráfico, del mercado. Me encantan los árboles aquí y su fortaleza.”

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

“He tomado fotos y video de los bailarines indígenas que bailan en el zócalo y de sus rituales. Es muy bonito ver a los bailarines como guerrilleros y observar la consciencia de sus cuerpos. Cuando veo a las personas aquí, me parece que no están tan conectadas a los suyos. Es bonito ver la conectividad corporal y la fortaleza de una cultura indígena cuya presencia social es marginalizada.”

“Aquí vivo cerca de un mercado. He estado yéndome de compras allí durante las seis semanas que he pasado en México. Mi propio ritmo era bien distinto al comienzo cuando me iba al mercado porque llegaba muy nerviosa e insegura. Creo que tu cuerpo cambia cuando te relajas. Mi propio movimiento ha cambiado mucho en la ciudad. Eso también me inspira, como te acostumbras a un espacio. Tus movimientos se calman. Los míos se han calmado y se nota mi comodidad física no sólo en las calles sino también en ‘Drive No. 1.'”

 

– Grace Remington