Arte

EL REGRESO DE PROMEDIO ROJO


En 2004 el chileno Nicolás López estrenaba su ópera prima Promedio Rojo, la adaptación fílmica de Memorias de un Pingüino, la exitosa columna que el mismo había escrito en el respetado periódico El Mercurio en 1996, cuando apenas había cumplido doce años, y que es una serie de crónicas contadas en primera persona y en tiempo presente acerca de sus experiencias y sus infortunios constantes al ingresar a la secundaria.

Su debut resultaba ser una afortunada combinación de humor guarro adolescente, comedia romántica, y referencias de cultura pop a mansalva, la cual narraba los intentos en conquistar a la nueva chica del colegio por parte de Roberto, un estudiante nerd fanático de los comics (interpretado por Ariel Levy, el actor fetiche de Nicolás López); quien tiene como aliados únicamente a un par de amigos freaks y subnormales que se dedican gran parte de su día pensando en pornografía, así como a su abuelo hemipléjico el cual se le aparece frecuentemente en sus sueños como personaje de Star Wars.

 

 
Ese tono relajiento catapultó a Nicolás López para convertirse, en cuanto a nivel comercial se refiere, en el director más importante de su país. Después de haber trabajado entre 2010 y 2012 en la trilogía de Que Pena Tu Vida, en donde se presentaba cronológicamente cómo llegaba a la edad adulta el personaje principal; de haber debutado en el cine hollywoodense con la película de desastres naturales Aftershock, que mostraba cómo reaccionaba un grupo de gente tras un terremoto en Santiago (teniendo el respaldo de Eli Roth, quien fungió como actor, productor y co-guionista); Promedio Rojo regresa con la secuela Mis Peores Amigos.

Una rara enfermedad ha condenado a uno de los dos amigos de Roberto a tener sus días contados, por lo que en el tiempo que le queda de vida, Roberto, ahora ya convertido en un prominente autor de historietas, tratará de cumplir cada uno de los deseos que tenga su amigo…por más absurdos y extravagantes se traten.

Si nunca has visto Promedio Rojo, aquí se encuentra completa:

 

 

 

– Alberto Acuña