Arte

EL NUEVO MUSEO JUMEX VISTO DESDE SU ARQUITECTURA


Joyce Meneses / @Joyce_nmr

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

La Fundación Jumex Arte Contemporáneo (FJAC) alberga la colección privada más importante del país, esta fundación fue creada con el objetivo de promover la difusión, producción y reflexión sobre el arte contemporáneo, así como generar propuestas frescas para el desarrollo de la cultura.

El espacio de Jumex en Ecatepec, fue el primer paso materializado de la fundación, que ha resultado un lugar para la exhibición y la experimentación. Actualmente la fundación impulsó un nuevo proyecto: el Museo Jumex, el que tiene como objeto convertirse en uno de los más importantes recintos para la exposición y activación del arte contemporáneo de América Latina.

La arquitectura para este recinto fue encomendada al arquitecto David Chipperfield de origen británico, quien ha sido galardonado por su obra en otros países. Las premisas fueron crear un edificio responsable en cuanto al consumo energético y preocupado por mantener el diálogo sus usuarios y habitantes aledaños, el estudio climático fue de gran importancia para el diseño.

El terreno se emplaza en un terreno de 2500 m2 en la Colonia Ampliación Granada, los 1600 m2 del Museo se distribuyen a través de 5 niveles, sótano, planta baja y tres niveles. Teniendo como vecinos al Teatro Cervantes y al polémico Museo Soumaya, el edificio se distingue en el contexto por su volumetría escalonada, la cual resulta difícil de desvincular de la obra del arquitecto Juan O’Gorman o de las antiguas fábricas. El alma funcionalista se plasma en el proyecto mediante el uso de la planta libre y la pureza de sus materiales, los cuales le permiten destacarse por su sobriedad, los dientes de sierra rematan el edificio beneficiándose de su particular captación de luz natural indirecta.

La planta baja alberga el vestíbulo, taquilla, cafetería y patio; en el sótano encontraremos las oficinas administrativas del museo y tienda del museo, misma que dará cabida a la librería especializada en arte.

En el nivel 1, encontramos la primera galería con cinco metros de altura, el espacio es sencillo, diseñado así para dar lugar a una galería neutral, flexible al uso requerido por el curador.

La galería principal ocupa los dos siguientes niveles con el objetivo de optimizar las posibilidades de iluminación natural, los dientes de sierra en la cubierta que se extienden sobre toda la galería permiten un baño de luz hacia las áreas de exhibición.

El recinto planea albergar 10 u 11 exposiciones por año por artistas internacionales, además de ofrecer una plataforma educativa en materia de arte, diseño y reflexión social, la promoción del debate sobre el arte contemporáneo.

Recién inaugurado, sujeto a la crítica positiva o negativa por parte de sus usuarios, es de agradecer un espacio más para exhibir y difundir el arte, esperemos que la ambición de la fundación haya sido cubierta por el arquitecto encargado y que su obra y administración se digne a sus  usuarios.

Debo  decir que el proyecto me intriga, espero que la tanto como la propuesta arquitectónica como su acervo resulten más interesantes y mejor resueltos que los del contiguo Museo Soumaya, sin que esto represente una comparación en tanto que se acepta que son pornpuestas de diversa envergadura.

Es favorable para la apertura de espacios para la promoción y difusión del arte, sin embargo aunque se agradece la preocupación de los inversionistas, fundaciones y gobierno en sí por crearlos, no debemos perder de vista que debemos ofrecer espacios de calidad. Ya veremos si este nuevo espacio de exhibición logra cumplir con las amplias expectativas que en el público cautivo del arte actual ha generado.