Arte

El arte fuera del museo de Carlos Cruz-Díez


Para el artista Carlos Cruz-Diez los museos no lo son todo. Bien hace una obra que atrae visitantes en el Museo de Arte Contemporáneo (MUAC), como recientemente vimos en el DF, o bien pinta  pasos peatonales y estadios, con juegos cromáticos. Para él, el arte no se cuelga de un cuadro.

 

Tomado de http://www.cruz-diez.com

 

El artista venelozano escupe colores. Es uno de los artistas cinéticos más reconocidos: trabaja con el arte en movimiento. Su estilo es el op art, el arte que involucra ilusiones ópticas y que depende de la manera en que el espectador se mueve en el espacio para apreciarlas. La sensación de velocidad se la regala el color, elemento característico de su trabajo. Su obra no cuenta una historia con colores, sino que deja al espectador combinarlos a su manera, dejar que la posición del público le revele cosas nuevas en el mismo espacio.

En 1978, Cruz-Díez  le dijo al periodista Juan Carlos Rosado que el artista en tiempos pasados participaba en los cambios estéticos del medio urbano, pero que con el paso del tiempo, la sociedad lo redujo a un creador que pinta dentro de marcos para la pared.

Esta idea del artista que se involucra en su entorno lo ha llevado a intervenir el estadio de beisbol de los Marlins, en Miami. Donde creó tres pasos peatonales, 1672 m2, para que los espectadores caminen sobre el juego de líneas de colores. O bien, la pieza que creó en Panamá, también un camino peatonal definido por su estilo cromático de combinación del color.

Aunque Cruz-Diez es un veterano, habrá que estar pendiente de las obra de otros artistas que juegan con la luz, como François Morellet, con sus ensambles en tubos de neón o la visión futurista de Brigitte Kowanz.