Arte

Digital Grotesque


Las grutas siempre han tenido un papel mitológico, espiritual y creativo en la mente humana colectiva. Como dice Wikipedia sobre el tema, “Las diversas formaciones rocosas que se encuentran dentro de las grutas, hacen de cada una de ellas un ejemplar único en el mundo, en donde la imaginación humana tiene un papel muy importante. Gracias a ella, en estas formaciones del interior de las grutas se pueden ‘ver’ animales, personas, y objetos.” Más allá de sus diversas formaciones, el rol de las grutas en historias religiosas y mitológicas sólo intensifica su profundidad espacial y espiritual.

Grotto3

 

Para jugar con dichas nociones de espacio y del espiritu provocadas por las grutas, Michael Hansmeyer y Benjamin Dillenburgeremerges construyeron una pieza que han titulado “Digital Grotesque,” la primera construcción de arenisca impresa de tamaño real usando la tecnología de impresión 3D. La pieza, un objeto interactivo, consiste en dos mitades impresas individuales que juntas forman una gruta. Desde afuera, la estructura se vé cúbica, pero su interior revela una compleja geometría cuyas 80 millones de superficies se crearon usando software de diseño 3D que se inspiraron en “los límites algorítmicos de la vida” y la división de las células. El uso de dicha geometría relativamente sencilla ha producido un espacio transcendental que juega con nociones de lo digital vs. lo natural.

 

Grotto1

 

Cada faceta del objeto fue creada con algoritmos personalizados. Usando entradas digitales, los creadores produjeron una red de 260 millones de micro-detalles para así crear la pieza arquitectónica. El proceso de imprimir con arena se ha posicionado recientemente como una técnica de producción que sobrepasa los límites de la impresión 3D, la cual usualmente se limita a prototipos y modelos pequeños. El proceso que han perfeccionado los creadores permite la creación de piezas de tamaño real con alta resolución y precisión que son auto-portantes y que se pueden hacer como construcciones sólidas e independientes.

 

 

La palabra “grotesco” proviene de la palabra gruta para así explicar la relación que existe entre dichos incidentes naturales y la respuesta humana a tales fenómenos. Las grutas nos han dado espacios en los que hemos podido explorar no sólo las complejidades de la geología y de la naturaleza sino también nuestra propia relación con el espacio que nos rodea. Mediante su propia exploración de la confluencia de algoritmos, sistemas de control y la tecnología, Hansmeyer y Dillenburgeremerges han creado un espacio igual de maravilloso cuyas tectónicas son grotescas, digitales y naturales simultáneamente. 

 

Grace Remington