Arte

Degas, luz y movimiento


Degas pudo hacer lo que los fotógrafos no pudieron debido a las limitaciones que la fotografía presentaba en aquel momento: atrapar instantes y detalles de los movimientos del ballet.

Por: Silverio Orduña

 

De acuerdo con George T. M. Shackelford, especialista en arte europeo del siglo XIX y XX, existen aproximadamente quince mil pinturas, pasteles, grabados y dibujos de bailarinas en la obra de Degas. La luz y el movimiento son dos elementos estructurales de la danza, temas de reflexión explotados por este pintor impresionista.

Según Shackelford, los contemporáneos de Degas también se interesaron en la danza: “Manet y Renoir pintaron sobre el ballet, y Forain, siguiendo la dirección de Degas, dibujó y pintó ingeniosas escenas de la vida entre bastidores de la Ópera de París”. Sin embargo, Degas fue el único que profundizó.

En la pintura, el impresionismo se caracterizó por la tarea de cazar la luz y su efecto sobre los objetos, por tal motivo se ocupó principalmente en mostrar personajes y paisajes en los exteriores, aunque Degas se interesó en específico en pintar escenas que ocurrían en los interiores de los teatros y las academias de ballet.

 

Four_Dancers,_1899,_Edgar_Degas

Vía historiadelartecbe.blogspot

 

La obsesión por estudiar el fenómeno de la luz propició la definición técnica de los pintores impresionistas, quienes tomaron una actitud científica para registrar con rapidez momentos específicos de la acción lumínica. Por tal motivo, las pinceladas de sus obras son cortas y yuxtapuestas, un tanto espontáneas, lo que ocasionó que sus cuadros parecieran piezas inacabadas e incompletas ante la mirada de los críticos de la época.

Anne F. Maheux, una de las autoras del libro Degas. Pastels (1992), afirma que el pintor tenía una fascinación por la tecnología, la cual fue una motivación fundamental en su trabajo. El historiador Richard Kendall, quien en 2011 fue curador de Degas y el ballet en la Royal Academy de Londres, también apoya la hipótesis de que Degas fue un “pintor moderno, un artista radical que reflexionó profundamente acerca de los problemas visuales y que estaba absolutamente al corriente de los desarrollos tecnológicos de su tiempo.»

 

Bailarinas-de-Edgar-Degas

Vía fondosytemas.com

 

Con su obra, Degas pudo hacer lo que los fotógrafos no pudieron debido a las limitaciones que la fotografía presentaba en aquel momento: atrapar instantes y detalles de los movimientos del ballet. Si bien la luz fue un tópico destacable en sus creaciones, el movimiento del cuerpo humano fue un motivo principal. Por ejemplo, en algunas de sus pinturas se muestran escenas donde el cuerpo de las bailarinas se barre por el requerimiento cinético de la danza.

Aunque Degas es conocido como pintor de bailarinas, su obra va más allá. No es gratuito que se fijara en la danza, la entendía en plenitud como una disciplina de luz y movimiento.