Arte

Decoración vintage, entre el pasado y el presente


¿Por qué nos gusta lo vintage? Los objetos antiguos contienen un gran valor emocional asociado a la nostalgia, a lo heredado y a lo histórico. Estas piezas, sean ropa, muebles o accesorios, se les toma por únicas y originales y nos ayudan a buscar en el pasado algo reconfortante que se espera sirva para el futuro.

Esta tendencia en la moda y la decoración ha revivido los estampados florales, los colores cálidos, los cuadros y espejos antiguos, los sillones con terminaciones barrocas, los muebles con líneas rebuscadas, entre otros elementos de los años cincuenta, sesenta y setenta. Una decoración de interiores vintage combina muebles antiquísimos y modernos para darle al espacio un toque romántico y elegante.

El termino vintage proviene del anglicismo vendimia que se utilizaba para nombrar a los vinos más añejos de una bodega, pero que con el tiempo se utilizó para llamar a los objetos cuya antigüedad de fabricación tiene un mínimo de 30 años y un máximo de 100 años y que se encuentran en buenas condiciones, de lo contrario podrían ser antigüedades. Dentro de esta tendencia se identifican dos estilos: vintage retro y vintage romántico.

Para el primer caso puedes comprar lámparas de araña, tapizar el sofá con estampados vanguardistas, mezclar la mesa con sillas transparentes de los años 70’s y tapizar la pared con dibujos geométricos.Para el segundo te convendrá jugar más con colores claros y el blanco, además de usar muebles estilo francés. Revisa los siguientes tres elementos claves para una decoración vintage.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Muebles

Los muebles estilo francés son los más usados en la decoración vintage, se trata de sillones de madera con un estilo romántico, blancos o de tonalidades claras, renacentista, Luis XIII, Barroco Luis XIV, el Rococó Luis XV o Neoclásico Luis XVI. También se usan muebles de metal y acero, butacas orejeras, sofás chéster, sillas y mesas con patas torneadas y trabajos de ebanistas.

Colores

Uno de los colores más utilizados es el blanco, los tonos pastel y crema. En el suelo se pueden usar alfombras en tonos marrones, beiges o tierra. Mientras los tonos más vivos se pueden usar en diversos accesorios.

Accesorios vintage

En la decoración es ideal no cargar toda la habitación de elementos antiguos, sino lograr un equilibrio con muebles modernos y accesorios como lámparas, tinas de baño ovaladas, cojines para sillones, libreros, sillas de brazos anchos y espejos con marcos barrocos, entre otros.