Arte

El CUEC UNAM y el éxito de sus coproducciones


cuec unam

 

El CUEC UNAM es una de las dos instituciones más importantes en nuestro país enfocadas a la formación de directores y guionistas, junto con el Centro de Capacitación Cinematográfica. El mayor acierto de esta institución consiste en apoyarse en instituciones nacionales e internacionales para obtener beneficios en los costos de producción, apoyo logístico o material.

Entre las alianzas más importantes están las realizadas con el INBA, Conaculta, Productoras internacionales y canales de televisión locales. Este tipo de apoyos a las producciones de los egresados, es una política del CUEC UNAM que afortunadamente ahora es más constante y seguirá vigente.

Ganar un premio en el Festival de Guadalajara es más complicado actualmente, pues no se compite sólo contra una selección mexicana, sino con filmes iberoamericanos: España y Latinoamérica. Sin embargo, tres películas se han logrado colocar en el gusto de la crítica recientemente…

 

Quebranto, de Roberto Fiesco, recibió tres premios: el Mayahuel especial del jurado en la categoría de Documental Iberoamericano, El Premio Maguey y el Premio Guerrero de la Prensa que otorgan los periodistas que asisten al Festival. El filme retrata la historia de la actriz Lilia Ortega y su hijo Fernando García, mejor conocido como “Pinolito” en su época de actor infantil, pero que en alguna etapa de su vida decidió cambiar su identidad genérica, se convirtió en travesti y cambió su nombre artístico por Coral Bonetti. Una historia dura pero verídica donde se retrata una relación inquebrantable entre madre e hijo.

Tercera llamada de Francisco Franco obtuvo el Premio del Público, el Premio Guerrero de la Prensa en largometraje de ficción y, en el rubro de Mejor Largometraje Iberoamericano de Ficción. La cinta se vale de un fallido montaje teatral para exponer la incapacidad de ponerse de acuerdo para lograr un objetivo en común, pero también para descubrir que los momentos de crisis pueden servir para mejorar.

Workers, dirigida por José Luis Valle González, recibió el Premio Cinecolor y el Premio Mezcal al Mejor Largometraje Mexicano. Rafael, el protagonista, vive las horas previas al tan esperado día de su jubilación como empleado de limpieza en una fábrica. Lidia, por su parte, se entera que tras 30 años de trabajo como sirvienta en una casa, la patrona al morir dejó la herencia al perro. El pasado de ambos está conectado por una historia de amor, su futuro y por una jugada inesperada del destino.