Arte

Christopher Wool


Por José Olivera / @jose_olivera

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

El Museo Guggenheim en Nueva York  preparó una retrospectiva del artista Christopher Wool (1955), quien en los últimos años ha sido uno de los artistas más buscados en el mercado del arte. El artista oriundo de Chicago (EU) ha incursionado en distintas técnicas como la pintura, fotografía, escultura y grabados. La exposición titulada Christopher Wool, se presenta bajo la pregunta “¿cómo hacer una pintura?”, un cuestinamiento que el artista ha buscado y reinventado a lo largo de su carrera.

Wool se mudó a la ciudad de Nueva York a los 18 años, marco importante para su obra en plena efervescencia de la escena punk y el estilo de vida de una ciudad donde distintas culturas convergían. La serigrafía ha sido una de las técnicas más usadas por el artista desde el principio, su obra se alejó del color y prefiriendo el negro sobre blanco empezó a ser uso de las palabras para plasmar sus ideas, con rodillos y sellos. Wool, transfería el texto en negro a superficies blancas. Sus pinturas se preocuparon por el lenguaje como imagen, buscando provocar en el espectador por medio de distintos “errores”, como la interrupción de grecas, la falta de vocales en las palabras o “fallas” en el proceso de transferencia; generaban en el espectador distintas sensaciones desde la ansiedad, angustia, desesperación o la agresión, muchas veces sus cuadros tienen que ser leídos en voz alta para que tomen sentido. Su pintura siempre ha tenido una relación con lo exterior, la ciudad, como se puede ver en su pintura abstracta, donde líneas y formas se interrumpen por el paso de la brocha o el uso del spray como elemento subversivo, evocando al graffiti, al acto vandálico de la ciudad.

Christopher Wool actualmente vive y trabaja entre Nueva York y Marfa, Texas. En los últimos años continúa con su obra abstracta adentrándose en nuevas técnicas como es la manipulación digital, el borrado o la replica de formas. El artista utiliza los medios digitales para rehacer su obra, para posteriormente por medio de la serigrafía, intervenir sus cuadros con lienzos nuevos o simplemente dejándolos igual. Para Wood, este proceso expresa su postura y las ideas de autosabotaje lo motiva a buscar nuevas formas de creación y seguir la estrecha relación que tiene con el exterior y con el espectador.