archivo

Brecha: Maris Bustamante


Por Violeta Horcasitas

Mayo, 2018

Brecha es una serie de conversaciones con mujeres integrantes del campo artístico, quienes desde distintos escenarios activan el desarrollo intelectual, creativo y curatorial en México. Una colaboración entre Satélite y GASTV que parte de revisar prácticas que irrumpieron paradigmas y que hoy apuntan las condiciones que posibilitan, o no, el ejercicio de un presente inclusivo y por tanto, equitativo.

Maris Bustamante es artista visual no tradicional, académica, conferencista, escritora e investigadora. Participó activamente en el Movimiento de los Grupos en México, es cofundadora de No-grupo y de Polvo de Gallina Negra, el grupo de arte feminista más sobresaliente de 1983 a 1993. Profesora investigadora en la UAM Azcapotzalco por 30 años, en 2005 funda CAHCTAS, S.C. Centro de artes, humanidades y ciencias en transdisciplina en la ciudad de México.

Eres una de las artistas más comprometidas con el performance y has participado de manera activa de la Generación de los Grupos, ambos puente entre el movimiento de La Ruptura y el arte contemporáneo actual. Retomo tu texto Supervivientes de los setentas…[1] para preguntarte tu autoreflexión o visión ante la práctica artística presente en México.

En su aparición y desarrollo, las nuevas tecnologías quedaron al alcance de quién tiene un celular o una laptop, las aplicaciones han desmitificado a las artes pues ahora todos pueden echar mano de ellas, diseñar correctamente o ser fotógrafos. Al mismo tiempo, las redes sociales permiten un desarrollo evolutivo a nivel político. Desde los setenta, nosotros anunciamos un nuevo mundo y después la tecnología completó el circuito, ahora es substancialmente diferente y mucho más democrático. En el futuro la práctica artística dejará de ser para unos cuantos exquisitos, tal vez esta sea la mejor de las consecuencias, que el conocimiento haya bajado al vulgo.

De las formas Pías a las alógicas: las lógicas del futuro es otro de tus textos clave en el que hablas de crear un nuevo orden dentro de la cultura, a través de dinámicas con y para los grandes públicos. Pienso en plataformas, por ejemplo, Youtube como oportunidad para retomar esta idea ¿Qué opinas al respecto?

La nueva cultura de masas ha ido creando sus propias dinámicas y estéticas, nosotros fuimos el tránsito a las nuevas maneras de pensar la realidad desde las artes hacia las alógicas, que son las nuevas narrativas en las que descansarán nuevas ideas para todos. Así se pudo rebasar la dictadura de las televisoras que controlaban y dirigían las formas y valores con los que debíamos de pensar y actuar, se dio la tan esperada Ruptura de la Verticalidad, como la llamé desde un principio. Estos nuevos canales son oportunidades para una diferente intercomunicación global. Gloria Blanco que ahora me representa, está a punto de lanzar mi canal en Youtube.

Has conformado una gran cantidad de archivo en distintos soportes, por ejemplo, El arte es como la vida, el programa de radio que conducías ¿Se puede consultar en archivo?

Durante 5 años, de 1999 a 2005, El arte es como la vida sucedía durante una hora semanal con la participación de artistas, escritores, poetas, inventores, científicos y personajes representativos de fin y principio de siglo, está grabado en audiocasettes. Ese paso del siglo XX al XXI podría ser recogido en un libro, veré si me da tiempo de hacerlo.

En tu trabajo hay un énfasis por los escenarios que incluyes, props o escenografías diseñadas para subrayar las acciones. Me parece interesante que siendo una artista no objetual, el objeto tiene presencia ¿Cuál es la participación de los objetos en tu obra?, cuéntame sobre tu taller de producción plástica La Araña de Peluches.

Las artes no objetuales no niegan al objeto, sino que su objeto es otro. Al hacer cosas desde un nuevo principio se presentan muchas dificultades para su distribución social, así que al acompañarnos de utilerías podíamos ilustrar mejor los nuevos conceptos y al mismo tiempo hacerlo pedagógico.

La Araña de Peluches trabajó durante 15 años insertando sus traducciones morfológicas no objetualistas en campos tan diversos como el teatro, el cine, las instalaciones, el diseño de vestuarios e incluso la televisión. El concepto al elaborar todas estas propuestas, a las que denominé como “utilerías artísticas”, era tan novedoso que a la par de darnos una manera de obtener recursos nos dio una circulación amplia.

Leí que cuando convocaron a artistas mujeres para ser parte de una muestra con Polvo de Gallina Negra varias declinaron, no estaban seguras de que ser llamadas feministas, aliadas o ser asociadas de una exposición con ese perfil fuera benéfico en sus carreras. La verdad, no veo que este pensamiento diste del presente ¿Qué te dio y que te quitó esta “etiqueta” en términos profesionales?

Cuando se cambian las formas de pensar y actuar desde un país tan conservador siempre surge el miedo a fracasar o a no ser lo suficientemente valiente para resistir las situaciones que se presentarán. En nuestro caso, pudimos con todo y logramos abrirnos a nosotras y a las mujeres nuevos espacios de desarrollo y, sobre todo, de evolución.

¿El compendio Primer Inventario de las Formas PIAS en México 1922-1993 ya se editó? Lo considero un documento necesario para entender la actualidad del arte en México, ¿hay intenciones de extender este inventario a la fecha? 

No veo manera de ampliarlo porque el período que predeterminé empieza con los artistas del Estridentismo (1922) y acaba cuando fue abierto el Museo Ex Teresa (1983), el primer museo específicamente dedicado a las artes no objetuales. Lo concluí ahí porque una vez que estas artes fueron aceptadas e institucionalizadas, lo que viene después es cosa de tiempo y combinatoria.

A mí siempre me ha interesado resolver problemas y dar con soluciones originales e inéditas, no tanto el tru trú. Aunque me parece importante que los no objetualismos hayan sido capaces de crear su propia y particular cultura aunque también, sus manualidades que nada tienen que ver con el arte.Con la participación de artistas de vanguardia, escritores, poetas, inventores, científicos y personajes representativos de fin y principio de siglo

¿Te parece que las mujeres hemos mejorado nuestra posición dentro de los circuitos del arte y la cultura en México? ¿Qué demandas quedan aún por resolver?

Uno de los obstáculos fundamentales para consolidar el cambio completo es tener la paciencia de esperar a que todos tengan el mismo nivel de entendimiento sobre los problemas enunciados, en este caso sobre el cuerpo y el género. Sin embargo, creo que en años recientes se han dado saltos cuánticos que, aunados a la circulación de ideas a través de la tecnología digital, acortan el camino para que hombres y mujeres juntos se liberen de las ataduras del machismo, la misoginia, las discriminaciones en razón de raza, edad y acceso económico igualitario. Pasa igual con lo político. Una vez identificados los nudos que detienen el avance de la humanidad, todo es cuestión de tiempo, trabajo, paciencia y generosidad.

¿En qué estás trabajando actualmente?

Gloria Blanco y yo estamos trabajando con mi archivo, queremos reunir las obras que realicé durante 48 años de trabajo ininterrumpido para que todo aquél que esté interesado las pueda consultar. Espero que me de tiempo hacerlo.

Imagen: Patente de Taco, Maris Bustamante. Archivo virtual de artes escénicas.

—–

[1] Disponible aquí.

— —

Violeta Horcasitas (Ciudad de México, 1979) es curadora independiente de arte contemporáneo. Su trabajo tiene como principal interés la investigación sobre procesos colaborativos, proyectos online y nuevos formatos de exhibición. Desde 2015 dirige Satélite, iniciativa curatorial que reflexiona sobre la institución del museo como espacio de exhibición desde diferentes disciplinas.