Arte

Bob Recine


El estilista de Lady Gaga hace maravillas con unos simples pasadores y fijador.

Por Cynthia Arvide

 

 

Peinados que son esculturas o esculturas como peinados. Eso es la punta del iceberg del rango de creación del neoyorkino Bob Recine.

Estilista de clientes como Lady Gaga (ahora ya sabes de dónde salieron esos sombreros y tocados extravagantes), Kate Moss y Gwyneth Paltrow, su visión artística traspasa los campos de moda y estilo, para crear piezas sorprendentes a partir del cabello humano y materiales como pasadores y seguritos.

Creció rodeado de instrumentos en su natal Nueva York, su padre era músico. Luego, como estaba en la escena punk y artística en los años 80, conoció a Andy Warhol y, a través de él, tuvo contacto con Jean Louis David, el famoso estilista y fundador de los salones de belleza parisinos del mismo nombre. Fue ese encuentro lo que lo llevó a trabajar como estilista. Pero no es cualquier peinado lo que él tiene en mente.

“Yo veo el cabello como una tela, ¡es el material más poderoso que existe!”, dice Bob. Para mí se trata de crear belleza. Puede ser que se trate de levantar una onda de cabello, hacer un dibujo o crear una escultura”. Él no distingue entre moda y arte; ser estilista es crear arte.

Un día vuela a Italia para una sesión de fotos para Vogue, luego regresa a Manhattan para diseñar los aparadores de Barneys y en su estudio tiene varios proyectos listos para exponer en las mejores galerías.

El libro Alchemy of Beauty reúne un excelente archivo fotográfico de su trabajo. Puedes pedirlo desde Amazon o darle un vistazo a las etiquetas en Tumblr.

 

*Making of: los aparadores de Barneys diseñados por Recine: