Otras disciplinas

Bleed de Peter Marigold


Por Victor Méndez / @vichoamino

Si todo ya está dicho en cuestiones de mobiliario, o por lo menos así se percibe porque se siguen haciendo las mismas propuestas formal y dimensionalmente, mejor construir un buen concepto estético, si es que esto es posible, para que el diseño cree cierto interés por parte de los usuarios y de la industria misma.

El diseñador británico Peter Marigold diseñó Bleed, una familia de muebles, gabinetes, roperos y estantes de madera de cedro revestido que, aunque simples en sus formas, presentan una técnica un tanto atractiva en la que los herrajes de acero carecen de la capa protectora de zinc que se aplica para conservar el metal y evitar el óxido. La complejidad de esto radica en el proceso, donde las sustancias químicas, no protegidas, que el acero tiene, reaccionan con el tanino, componente de la madera, y dicha mezcla es la que da nombre al proyecto: el metal “sangra” sobre la superficie del material, y se genera una especie de patrones negros que determinan el poder estético de la propuesta.

Marigold se dice interesado en el carácter cambiante y en la inpermanencia de los objetos. El hombre los construye, pero la naturaleza se comporta de manera volátil y comienza con un camino lento pero constante que va hacia el principio, a como eran antes. Menciona que es interesante el hecho de que las cosas se encuentren en un estado de constante cambio y decadencia. Un pequeño elemento, como los herrajes, puede trastocar y contaminarlo todo. El sangrado, según Marigold, es una protesta por parte de la naturaleza de los materiales, un grito estético que da relevancia a lo verdadero. Es la exposición a las inclemencias del tiempo, sea cual sea el resultado.

Bleed fue presentado en días pasados en la Sarah Myerscough Gallery en Londres.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.