Arte

Arquitectura religiosa: Patrimonio y cultura en el DF


Entrevista con el arquitecto Iván San Martín experto en templos religiosos de la Ciudad de México.

Por Guadalupe García

 

Alguna vez te has preguntado ¿por qué muchas iglesias católicas ocupan un lugar jerárquico en el trazo urbano de un pueblo?, ¿por qué las sinagogas se ubican sólo donde hay comunidades judías? o ¿a quiénes pertenecen los templos religiosos?

Si eres curioso y te gusta la arquitectura, esta entrevista con el investigador de la UNAM, Iván San Martín, coordinador del libro Tradición, ornamento y sacralidad, te ayudará a comprender un poco más sobre los templos religiosos y te dará contexto suficiente para que de ahora en adelante aprecies mejor la arquitectura religiosa.

 

1.- ¿Existe algún estilo arquitectónico predominante en cada una de las religiones?
Por encima de las diferencias religiosas está el estilo. Todas las religiones fueron permeadas por los estilos arquitectónicos similares, existen iglesias católicas neocoloniales así como templos protestantes y sinagogas con este estilo. Muchos de los templos religiosos del siglo XIX –que no todos– fueron construidos por albañiles dirigidos por sacerdotes, ni siquiera fueron diseñados por arquitectos.

Los templos católicos y las sinagogas coinciden en ser espacios construidos con buenos materiales, con sistemas constructivos modernos y con mucha ornamentación: suntuoso y elegantes. Mientras, los templos protestantes tienden a ser sencillos ya que no tiene adoración de imágenes, y su suntuosidad iconográfica es menor.

 

2.- ¿A qué se debe la diferencia entre la suntuosidad de una iglesia católica y la austeridad de un templo protestante?
La diferencia entre un templo de una religión y otra, no se debe precisamente a cuestión de recursos; si no que cada religión entiende su espacio de culto de manera diferente, unos consagran el espacio mientras otros lo pueden considerar itinerante.

Por ejemplo, para los judíos las sinagogas son un lugar de reunión donde pueden orar, comer y convivir, no necesariamente es un espacio consagrado. Se pueden reunir y armar su oración en cualquier parte. La sinagoga es un templo que se mueve siguiendo la migración de los judíos. Las sinagogas están muy cerca de las comunidades porque los judíos tienen prohibido llegar a su ceremonia religiosa en transportes que requieran el encendido de una chispa, como ocurre con el automóvil.

A diferencia del catolicismo, que sí consagra sus espacios. La feligresía pone recursos para la construcción de un edificio que permanecerá en el tiempo y será consagrado miles de años. Entre los protestantes, sus edificios no son tan ornamentados o elegantes porque lo más importante es que la feligresía se concentre en un espacio a orar.

 

3.- ¿Cómo el patrimonio arquitectónico religioso ha cambiado el paisaje urbano?
Durante el Virreinato todas las iglesias católicas tuvieron una posición jerárquica en las plazas públicas, eran muy visibles, con campanarios y atrios. Después de las Leyes de Reforma que separaban a la Iglesia del Estado, la predominancia fue cambiando. A mediados del Siglo XIX llegaron los judíos, católicos ortodoxos, anglicanos y construyeron templos con una visibilidad mesurada.

Hoy las iglesias católicas han perdido su espacio jerárquico y los templos judíos son cada vez más visibles al exterior. Las sinagogas se encuentran en un espacio donde hay comercios y centros deportivos para la comunidad judía.

Cabe señalar que con las Leyes de Reforma los bienes religiosos pasaron a ser parte de la federación; fue hasta 1992, con Salinas de Gortari, que surgieron las Asociaciones Religiosas, figuras jurídicas que pueden poseer bienes. Es decir que muchos de los templos construidos antes de esa fecha son de la federación y el registro se encuentra en el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) órgano desconcentrado de la Secretaría de la Función Pública.

 

4.- ¿Cuál es la tendencia que siguen los templos religiosos?
El catolicismo en el mundo están en crisis y la proliferación de religiones está provocando una competencia por las almas. La tendencia muestra que se busca construir templos de culto cada vez más grandes, donde quepan 7 mil o 10 mil personas. Ejemplos claros son los templos de Pare de Sufrir, el Reino de Dios y los santuarios que están construyendo en Guadalajara y Guanajuato.

 

5.- ¿Por qué es importante la arquitectura religiosa?
La gente se puede acercar a este tipo de arquitectura por religión, por el valor patrimonial y por el interés plástico. En la medida en que se valoren los templos, de la religión que sea, desde el punto de vista cultural, se tendrá una sociedad mexicana más respetuosa de las creencias ajenas.

Cuando acudimos a algunos de estos templos debemos apreciar la calidad artística del recinto, muchos de ellos son hacen sentir agradados con su belleza, su iluminación propicia una experiencia de placer estético.

Para abrir apetito de la estética arquitectónica de la Ciudad de México, el arquitecto San Martín nos recomienda recorrer las siguientes obras maestras.

 

Templo del Purísimo Corazón de María.
Ubicación: Gabriel Mancera equina con Torres Adalid. Col. Del Valle. Diseñado por Antonio Muñoz creador del mercado del Abelardo Domínguez y la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

 

Sinagoga de Maguen David.
Ubicación: Bernard Shaw en Polanco. Participó en su diseño Mathias Goeritz

 

 

La Parroquia de la Medalla Milagrosa.
Ubicación: Ixcateopan N°78 y Matías Romero. Col. Vértiz Narvarte, Del. Benito Juárez.

 

 

Capilla de las Capuchinas.
Ubicación: Miguel Hidalgo en Tlalpan Centro. Diseñada por Luis Barragán.

 

 

 

Capilla de Nuestra Sr. Soledad del Altillo.
Ubicación: Av. Universidad 1700 Col. Santa Caatarina, Coyoacán. Diseñada por el arquitecto Enrique de la Mora y Palomar, alumno de Félix Candela.

 

+info:
Te recomendamos leer: Tradición, ornamento y sacralidad. San Martín, Iván et al. Editorial UNAM, México 2012