Arte

Arquitectura al rescate del Centro Histórico


Desde el año 2011 el Gobierno del Distrito Federal ha trabajado sobre un programa de mejoramiento de los edificios de la ciudad. El Plan Integral de Manejo del Centro Histórico tiene como objetivo el rescate de fachadas y espacios públicos, por lo que se trabaja de la mano de numerosos arquitectos.

 

Calle Madero

 

 

No cabe duda que el Centro Histórico es uno de los barrios más emblemáticos de México, por su historia y arquitectura. Con una mezcla de estilos y evidente influencia hispana, las calles del primer cuadro de la ciudad sufren un constante deterioro debido a la contaminación ambiental o a procesos sociales como el ambulantaje.

¿Cuál es el reto de los arquitectos e ingenieros de este proyecto? Vicente Flores, director de Desarrollo Inmobiliario del Fideicomiso del Centro Histórico, explica que la meta “cristalizar acciones que mejoren las relaciones entre personas, fortalecer las posibilidades de encuentro y vida ciudadana”.

Este proyecto constituye un ejemplo valioso de que la arquitectura no sólo es una experiencia que nos permite imaginar y crear los más bellos edificios para la vida moderna, sino que interviene en la conservación y mejoramiento de espacios que ya forman parte de nuestra manera de ver y vivir la ciudad.

El proyecto arquitectónico restaurador ofrece posibilidades de convivencia en los espacios públicos, rehabilitando sobre todo los sitios de reunión, los callejones y rehabilitando calles para convertirlas en corredores peatonales.

 

¿Cómo lo puedes ver?

  • Date un paseo por las calles de Regina, Madero y Alhóndiga, que han sido pensados para propiciar una movilidad urbana amplia e incluyente.
  • Edificios emblemáticos como la Librería Porrúa o la Plaza Garibaldi, son el testimonio de la dialéctica entre conservar y restaurar.

 

¿Sabías que…?

  • El Centro Histórico fue catalogado como Zona de Monumentos Históricos en 1980 y como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.