Arte

Apolo Cacho, sangre fresca para el arte urbano


Seguramente has notado el arte que cubre los muros del mercado Condesa. La intervención más reciente es de Apolo Cacho (México, 1987), un profesional del arte urbano que trabaja en pintura, gráfica y medios audiovisuales.

Por: Cynthia Arvide

 

Muchos te identifican por tu trabajo como pintor pero recientemente has sido conocido por tu proyecto de arte callejero, ¿te consideras un protagonista del arte urbano?

No era mi tirada formar parte de ese grupo; sin embargo, el trabajo se va acomodando y últimamente he colaborado en varios proyectos con artistas urbanos reconocidos, como Smithe y Dhear.

También fuiste de los artistas invitados a pintar muros con el motivo del lanzamiento del videojuego God of War. A pesar de tener un tema en particular, se nota claramente tu estilo.

Me gusta esta mezcla de realismo y fantasía. Está influenciado por el cómic. En algunos videojuegos los personajes tienen cierta organicidad y realismo, pero también tienen esta parte fuera de lo común, la fantasía.

Buena parte de los temas de tus obras tienen presente algo de oscuridad de la sociedad… se ha dicho que recuerda a Goya.

Me gusta mucho el trabajo de Goya. Sobre todo por cómo ilustraba de alguna forma la escoria de la sociedad, y porque hablaba sobre los vicios de la gente.

Por otro lado, parece que tienes una influencia de la estética del cómic, ¿no crees?

Me gusta mucho la escena del comic underground americano, autores como Robert Crumb. También lo que tiene que ver con el género punk. Formo parte de una editorial que se mueve en ese ámbito. Hacemos desde los carteles hasta toda la gráfica de los discos.

¿Fue difícil llegar a este punto en donde puedes vivir de hacer arte?

Sí me llevó varios años dedicarme totalmente al arte. Trabajé en un café muchos años como mesero, también hice carpintería y fui pintor de brocha gorda.

¿En qué lugares de la ciudad te gustaría pintar?

El condominio de Insurgentes, en la Roma. También la Glorieta de Insurgentes, o un costado del hospital de Obregón.