Arte

Amor índigo


Por Bianca Gaytán / @universonauta

 

 

Basada en la novela La Espuma de los Días de Boris Vian, Amor Índigo, la nueva entrega de Michel Gondry, una vorágine de metáforas visuales que cuenta la historia de amor entre Colin y Chloé. Bajo la premisa “Las personas no cambian. Son las cosas las que cambian” los protagonistas defienden su amor a pesar de la adversidad que los rodea. Además de que todos los personajes mantienen su esencia y son fieles a sus aficiones aunque las circunstancias empeoren y los lleven incluso a la muerte.

Colin es un joven que lo tiene todo y vive rodeado de excentricidades. Un día decide que quiere enamorarse y es cuando conoce a la maravillosa Chloé. Después de recorrer París en una nube y vivir un amor idílico deciden casarse. El conflicto deviene cuando la protagonista sufre una enfermedad extraña; un lirio de agua crece en su pulmón izquierdo. Suceso que hará perder todo a los jóvenes enamorados y los llevará a conocer el lado oscuro de la vida. A pesar del desgaste físico, las carencias y la poca luz que apenas entre en la casa por la tempestad que los ha invadido. Colin y sus amigos siguen demostrándole su cariño a Chloé hasta el último día.

Para los aficionados al cine de Gondry, sin duda la película los atrapará con las escenas cursis hechas a base de stop motion,  los inventos de electrodomésticos eclécticos y las deformaciones corpóreas (fijación del autor) que introducen al imaginario en el que se desarrolla la historia de Amor Índigo. Por momentos, el director se desborda demasiado en su característico lenguaje onírico y surrealista. Si bien en sus filmes anteriores, Eterno resplandor de una mente sin recuerdos y La ciencia del sueño, el director aportaba y enriquecía la historia; en esta ocasión hace que la narrativa del filme se interrumpa continuamente y resulte confusa para el espectador.

Aún así, Audrey Tautou (Chloé) y Romain Duris (Colin)  hacen que con sus actuaciones la gente se sumerja a este mundo extravagante y se estremezca con esta historia de amor fatídica. Un relato que demuestra que al inicio el amor puede estar lleno de colores pero en cualquier segundo se puede tornar gris. El espectador puede esperar un viaje de imágenes surreales, al ritmo de Duke Ellington, lo llevarán a descubrir qué tan lejos puede llegar alguien para rescatar al amor de su vida.